SANNA: ¿Cómo aprovechar mejor los alimentos que llegan a las zonas afectadas por los huaicos?

Optimizando recursos en tiempos de emergencia
Como mínimo, las personas deben tener una comida balanceada al día
Se consideran como grupos vulnerables a los niños menores de 5 años, madres gestantes y lactantes, personas con enfermedades crónicas y adultos mayores

En estas últimas semanas, el país se ha volcado a ayudar a través de donaciones a las personas damnificadas por los huaicos e inundaciones. Los alimentos son parte indispensable en este escenario, y aprender a optimizarlos es clave para que el impacto sea incluso mayor.

La nutricionista Jenny García, de Nutrición a Domicilio SANNA División Ambulatoria, comenta que la población se verá afectada tanto en la salud como en su alimentación, en especial los grupos vulnerables como niños menores de 5 años, madres gestantes y lactantes, personas con enfermedades crónicas y adultos mayores.

Por ello, recomienda beber suficiente líquido para que su cuerpo funcione correctamente y evitar la deshidratación, así como ingerir al menos una comida bien balanceada por día, la cual debe basarse en los 3 grupos de alimentos:

– Básico como cereales de fácil preparación o listos para consumir: avena en caja, panes envasados, galletas.
– Fuente Concentrada de Energía como los aceites, barras de chocolate, maní, miel, chancaca.
– Fuente Concentrada de Proteína, en estos casos los enlatados son la mejor opción. Los lácteos envasados son otra fuente de proteína a igual que las menestras en conservas.

“El agua es un alimento indispensable y su consumo debe ser seguro, es decir, apta para el consumo humano. En la situación actual se debe optar por el agua embotellada. También es válido considerar como suplemento a las bebidas rehidratantes”, detalló García.

Asimismo, explicó que para armar una ración de asistencia alimentaria, hay que reconocer 2 etapas en principio:

– Etapa de Supervivencia, con un aporte de 1500 Kcal/persona/día.
– Etapa de Mantenimiento temporal, con un aporte de 1900 Kcal/persona/día.

La nutrición en situaciones de emergencia y desastres debe dirigirse no solo a seleccionar los alimentos adecuados para intervenir durante estos eventos, sino que también se contemplarán aspectos como los hábitos y costumbres alimentarias de la población, recursos necesarios para la preparación de las comidas, infraestructura disponible y acceso a ellos en la zona afectada”, indica Jenny García. 

Si deseas continuar contribuyendo con donaciones de alimentos, sería recomendable considerar enviar los siguientes productos:

– Agua sin gas en botellas.
– Bebidas hidratantes lista para su consumo.
– Leche fresca en caja (ver fecha de vencimiento e integridad del producto). También puede ser leche en polvo.
– Cereales como la avena en caja o pre-cocida (se mezcla con agua y se consume).
– Jugos en caja con azúcar y de dieta para personas con diabetes.
– Galletas envasadas.
– Frutos secos envasados.
– Barras de cereal, barras de chocolate.
– Compotas de fruta y cereales para bebes. También pueden ser utilizadas por los niños.
– Alimentos en conserva como pescado, menestras, maíz, vegetales, frutas.
– Sal, mermeladas, infusiones, azúcar envasada y aceite vegetal.
– Suplementos de vitaminas y minerales, es probable que el acceso a frutas y vegetales sea escaso.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s